BEAR MOVIES

Hazte miembro

Chat

jueves, 19 de septiembre de 2013

El electricista se portó muy bien


Quiero relatar lo que me pasó hace algunos meses. Mi esposa había viajado por unos días y quedé solo en casa. Para sorprenderla decidí hacer arreglos. Se me ocurrió un poco de decoración, cambiar lámparas en todos los ambientes y cortinados en el dormitorio. Por las lámparas fui a una casa de iluminación para pedir asesoramiento y compré plafones sobrios pero modernos y no tan caros. En esa misma casa pregunté sobre la posibilidad de que conseguir alguien para que haga la correspondiente instalación. El mismo vendedor me puso en contacto con un instalados y acordamos el día en que podría venir a trabajar para poder estar yo y supervisar todo. Se trataba de un hombre relativamente joven de trato muy cordial. El día acordado llegó puntualmente, vestido con impecable ropa de trabajo ropa de trabajo. Era un día muy caluroso su pantalón era gris clarito muy delgado y camisa del mismo color, abierta hasta cerca del ombligo. Se veía un pecho cubierto de pelos abundantes y negros. Tenía que colocar varias lámparas porque ya que el departamento tiene cuatro ambientes y, por eso, necesitaría todo un día y esperaba un ayudante que nunca llegó. Esto lo puso muy mal y yo que tenía cierta urgencia de ver todo terminado, me ofrecí, lo cual él aceptó. Y nos pusimos manos a la obra. Comenzó sacando todos los plafones viejos siempre subido en una escalerita de solo cuatro peldaños, eso hacia el trabajo muy difícil. Yo colaboraba teniendo la escalera y alcanzándole todo lo que necesitaba. Como él estaba siempre arriba de la escalera y yo sosteniendo la misma muchas veces quedé ubicado delante de él pero a una altura por demás privilegiada. Delante de él, cuando levantaba las manos para trabajar en las lámparas se inclinaba hacia delante de modo que mi cara quedaba justo frente a su bragueta. Tenía un panorama envidiable. Sin querer me empecé a calentar cada vez más. Era un hombre de 40 años de 1.70 de alto como yo, delgado pero con muy buenas formas, sus nalgas llenaban muy bien los pantalones igualmente sus muslos. Yo no me perdía detalles de sus movimientos y sin querer le miraba el paquete que tenía casi todo el tiempo delante de mi cara. Mis ratones estaban a mil. "Accidentalmente" muchas veces apoyé mi cara en su bulto y él, como estaba muy ocupado, no decía nada. Al medio día hicimos un alto y nos dispusimos a comer algo que yo ya tenía preparado, pizza con cervezas. El fue al baño se tomó un buen rato y volvió muy limpio a comer. Mientras hacíamos desaparecer la pizza hablamos de muchas cosas. Entre otras cosas me contó que no tiene hijos y que no está muy bien con la esposa. Dijo que ella lo está dejando. Lo dejé hablar un poco. Seguimos comiendo la pizza y tomando la cerveza. Hablamos de sexo. Le pregunté si andaba saliendo con alguna otra mina y me contestó que no, por ahora. Entones le digo "cómo se arregla con el sexo" y me dijo: "cómo se pueda". Nos reímos y luego nos pusimos de vuelta a trabajar. Yo estaba muy excitado y me di cuenta que él también. Varias veces se llevaba la mano a la entrepierna y se acomodaba el bulto. Yo seguía con mi cara cerca de su entrepierna a propósito me pedía cosas para que yo me acercara. Noté que tenía su cierre un poco bajado y el bulto estaba más grande y más duro. Yo seguí el juego y cuando le sostenía la escalera apoyaba mi cara a propósito y sentía su dureza. Y hasta olía el sexo. Se habías desabrochado la camisa. Por lo tanto tenía su abdomen bien trabajado delante mío. Su pija estaba hacia arriba y parecía que quería salir. En un momento de esos apoyé la boca y él gimió y apoyó su pija en mi boca directamente. Le dije ¿porqué no bajás un ratito así descansamos? y dijo creo que va a ser mejor hace mucho calor acá. Bajó se sentó en un sillón grande y me miro. Me dijo creo que tenemos que hacer algo con esto y se tocó la pija. Yo me acerqué le bajé el cierre del todo y saqué ese pedazo grueso y escultural que me enloqueció. Grueso, largo y muy duro. Me lo llevé a la boca y se la chupé todo lo que pude, no entraba toda en mi boca. Terminé de bajarle el pantalón y lamí sus bolas muy peludas y el culo. El se dejaba, estaba muy claro que disfrutaba todo y me decía: ¡cuanto hace que no me hacen esto! Qué bien la chupas, me estas volviendo loco. Me dijo ¿te dejás coger? Y yo le dije "probemos".Después él me bajó el pantalón y me buscó la cola y me dió una chupada espectacular. Metió un dedo y yo le facilité el trabajo y seguí chupándolo todo. Después fueron dos dedos y luego tres. Ahí me dolió porque sus manos eran muy grandes y sus dedos muy gruesos. Me dijo, ¿querés que te le ponga ahora? yo le dije, sí, pero despacio. Y así lo hizo con cuidado pero hasta que entró toda. Yo boca abajo en la alfombra, gozando como loco. No podía creer lo que me estaba pasando, parecía un sueño erótico. Después me dio vuelta y patas al hombro siguió entrando y saliendo. Veía su cara, su sonrisa de placer Sostenía mis piernas con fuerza y entraba y salía a un ritmo divino. Sentía todo el peso de cintura en mi culo y golpeaba en cada embestida. Me miraba. Acercó su boca a la mía y me dio un beso recorriendo mi boca con su lengua y así se mantuvo hasta que acabó. Yo aproveché para masturbarme y acabé con su pija todavía dura dentro de mí. Después sacó la pija con suavidad se recostó a mi lado. Me dijo que esta era la primera vez que llegaba tan lejos con un tipo. Otras veces jugó un poco con un compañero de trabajo y que algunas veces le chuparon la pija, pero esto le gustó mucho. Yo rogaba volverlo a ver. Pero lamentablemente no pudo ser ya que dejó de trabajar en la empresa que lo mandó y perdí el contacto. Las lámparas quedaron muy bien, y yo ¡también!.

3 comentarios:

  1. buen relato atelleva la imaginacion hasta llegar al orgasmo felicidades

    ResponderEliminar
  2. que buena historia me puso caliente imaginar el acto

    ResponderEliminar
  3. hacia tiempo que quería tener una fantasía con la policía, y fue entonces que se me ocurrió la idea de llamar al 911 y decir que me quería quitar la vida. Cuando quice acordar, llegaron 2 uniformados y 2 móviles. Yo me hacía el difícil para lograr enojarlos y que me pusieran las esposas, los bardeaba, me manosearon entero porque no me pusieron bien las esposas y pensaron que tenía un arma blanca. Me hicieron abrir bien de piernas, me exitó la fuerza con la que me trataban .... el uniforme, esa personalidad de todo milico me calentó al mango. Me llevaron detenido y yo seguía en mi postura de hacerlos enojar y que me agarraran por la fuerza aún con las esposas puestas.
    Puedo decir que se me cumplió la fantasía que tanto anhelaba y no obstante, volví a repetir el mismo episodio pues me quedé muy pero muy caliente.

    ResponderEliminar

Oso (sexualidad)


La comunidad de osos es una subcultura dentro de la comunidad gay. Se considera osos a los hombres gays de cuerpo fornido y con vello facial y corporal. Los osos exhiben una actitud masculina, rehuyendo generalmente del estereotipo de homosexual afeminado.





Hay mucho debate en la definición de lo que es un oso. Algunos piensan que simplemente con identificarse con los osos se es uno de ellos, otros argumentan que se debe tener alguna de las características físicas como un cuerpo grande, vello facial o corporal.

Los osos cuentan con sus propios lugares de ocio y se organizan numerosos eventos orientados a esta comunidad gay, en los que pueden entablar relaciones sociales con otros osos, con cachorros y chasers.












BEAR HISTORY / HISTORIA OSUNA

El fenómeno social de los osos surge a finales de los años ochenta, dentro de la comunidad gay de San Francisco (California, EE.UU.).



Se trata de un movimiento alternativo nacido como respuesta al prototipo de belleza masculina imperante en la sociedad, consistente en dar gran importancia al cuerpo joven, esbelto y depilado o sin vello, y que es ensalzado en la publicidad y los medios de comunicación de masas.Sin embargo muchas personas no se identifican con ese estereotipo, sino con atributos muy diferentes: la barba, el cuerpo velludo, la madurez, la corpulencia, o la barriga pueden ser también objeto de deseo.





De esta manera, los osos han ido saliendo de sus cuevas poco a poco para mostrarse orgullosamente, encontrando rendijas que van más allá de la publicidad o la moda.La primera publicación que se dedicó a difundir el mundo de los osos fue Bear Magazine, a partir de un grupo de personas que se reunían en el Lone Star, un bar de moteros de San Francisco.




Lo que en principio era un pequeño movimiento de la subcultura gay de esta ciudad se fue extendiendo con el boca a boca a otras regiones, así como con los boletines y tablones de anuncios por Internet. Se produjo poco a poco una importante transformación en los circuitos gays, un cambio para muchas personas en la manera de mirar a los demás y de mirarse a sí mismos.
El modelo de belleza masculino estandarizado dentro de la comunidad gay generaba una especie de exclusión,



si no real, al menos sí virtual, de modo que los gays gordos, velludos o maduros se les hacía sentir poco atractivos, con pocas posibilidades de relacionarse afectivamente o de tener éxito sexual.

Con la aparición de este movimiento se valora esos cuerpos, que gustaban a bastantes anteriormente pero que parecía tabú reconocerlo. Los osos y afines tienen ahora un referente cultural que les ha servido para crear lazos sociales y de afecto, para sentirse atractivos y deseados, y también para contribuir a romper el falso estereotipo que contempla a los gays como personas afeminadas o fascinadas por el efebo adolescente.

TERMINOLOGÍA OSUNA

Para aclarar el concepto de lo que es ser "Oso", vamos a transcribir algunos conceptos que nos parecen bastante descriptivos de lo que es ser un Oso: Esta pregunta la hacen frecuentemente personas que buscando información sobre los "Gold Coast bears". Sería facil dar una respuesta rápida basada en las características físicas únicamente, y decir "un oso es cualquier tipo grande y peludo." Pero sería una simplificación que no se sostiene haciendo un análisis preciso. Aún en la naturaleza, no todos los osos son grandes, y no todos los animales grandes y peludos son osos. Conozco hombres que son delgados y con rostro relativamenteterso al igual que su cuerpo, que no obtante personifican el alma de un oso y a quienes estoy orgulloso de considerar osos hermanos. Ser oso, entonces, depende más de las características internas que de las externas. La escencia de la "ursinidad" está en el corazón, la mente y el alma, no en el cuerpo. Un gran corazón es esencial. Un cuerpo grande y peludo, no. A continuación, detalles de distíntos tipos de osos, Daddies, Chubbies, Chasers, etc...

Oso

(en inglés Bear): un hombre con barba y generalmente con vello en el cuerpo y de complexión fuerte o gruesa. Generalmente de apariencia madura.

Cachorro (en inglés Cub): un hombre joven con apariencia y de complexión de oso.

Oso Polar


(en inglés Polar Bear): un hombre maduro con apariencia de oso pero muy canoso, con barba y cabellos practicamente blancos.

Cazador (en inglés, Chaser lit. Perseguidor): alguien que siente atracción por los osos y que no corresponde al estereotipo físico de oso ni de cachorro.


Chub o Chubby (en español, literalmente Gordito o Regordete):


hombre obeso, generalmente sin vello corporal.












Oso del músculo :



en español, Oso Musculoso. Hombre musculado que luce una buena contextura corporal. trabajan su cuerpo, para tener una masa muscular importante sin llegar a perder la forma o la actitud osuna.


Papá Oso


(en inglés Daddy Bear): es un hombre grande y mayor que siente atracción por los hombres jóvenes (cachorros).


Lobo



es un hombre de complexión normal y velludo.




Nutria: es un hombre pequeño o delgado y velludo. Quedada: encuentro organizado de osos.

Leather Bear


(oso de cuero): oso que además gusta de vestir cuero negro, como marcan los cánones del fetichismo del cuero.