BEAR MOVIES

Hazte miembro

Chat

martes, 17 de septiembre de 2013

Plátano Curvo

Mi primer conocimiento del sexo homosexual fue de la manera mas extraña que se puedan imaginar pues recuerdo que en mi casa el tema del sexo, al igual que en la gran mayoría de las familias mexicanas, son temas que no se tocan nunca, ahora imagínense si yo les preguntara a mis padres el porque me gustaba un niño de mi colegio, ni pensarlo se hubieran infartado, pero muy en mi interior sabia que era diferente a los demás niños del barrio, mis ojos no se fijaban en culos ni tetas femeninos, yo mas bien posaba mi vista en los gordos paquetes de los adultos, me gustaba ver los torneos de lucha libre y ver a esos fornidos luchadores enfundados en esos calzoncillos de colores fuertes, veía sus paquetes e imaginaba como serian sus pollas tenia varios amiguitos de mi edad y un poco mayores, sin embargo me gustaba juntarme con mi hermano mayor, pues al ser solo el y yo, mi madre siempre le encargaba que me cuidara, en ese tiempo llego al barrio una nueva familia y entre ellos estaba Rogelio que era de la edad de mi hermano, no se que me llamo la atención de su persona, pero ahora que lo recuerdo, lo primero que me gusto de el fueron sus ojos, esos ojos estimados lectores, si ustedes los vieran seguro me daban la razón, tenia las cejas negrísimas y muy marcadas, las pestañas eran largas y rizadas…..sus ojos almendrados tenían la facultad de embobarme…todo el tiempo quería estar con mi hermano pues Rogelio y el se hicieron grandes amigos, ellos ya tenían 17 o 18 años e iban al mismo colegio un nivel superior al mió, yo era menor, ¡como me gustaba jugar fútbol con ellos!, me gustaba verlo en shorts y apreciar sus piernas con vellos finitos y cuando se sentaba el pantaloncillo se le venia a media pierna y podía ver sus gruesos muslos morenos de deportista, nada que ver conmigo que siempre fui delgado y muy blanco, adoraba un short blanco que se ponía pues dejaba ver la trusa blanca que usaba, hacia un contraste tan erótico con su piel morena que no le podía quitar la vista al bulto que se formaba cuando lo veía caminar en el campo de fútbol, claro que mis miradas eran de reojo y muy como al descuido, pero les voy a confesar una cosa….aun lo sueño enfundado en ese short blanco. No me imaginaba lo que el destino tenía preparado para mí… Era un día caluroso de verano –no les parece que el verano es la estación mas bella del año, andar sin zapatos y sin camisa, jugando a detener las nubes acostados en el pasto sin mas prisa que la que nos marca el estomago para ir a comer- Bueno como les contaba, ese día de verano Rogelio, mi hermano y yo estábamos en el patio trasero de mi casa y la casa que estaban construyendo a lado aun no estaba terminada pero nos metíamos a esa casa a leer comics y jugar a la guerra, y yo como siempre viendo de reojo el apetecible paquete que se le formaba a Rogelio en el short deportivo que usaba, no se como de repente nuestras miradas se cruzaron y me asuste solo de pensar que el se diera cuenta de mi mirada hacia su entrepierna, me pareció ver una ligera sonrisa y se saco de repente su polla para orinar, haciendo figuras en la pared, vi que empezó a formar la inicial de su nombre –R- y yo me acerque "curioso" a ver como realizaba su maniobra….cuando ante mis ojos quedo su enorme verga morena, era tan grande y gruesa que como hipnotizado no pude apartar la vista de ese palpitante objeto de carne. El se dio cuenta de mi actitud y riéndose me la acerco y me dijo: "dale un besito" Claro que mi hermano salio a defenderme y le reclamo que no fuera aprovechado conmigo, mi hermano me tomo del hombro y nos fuimos a la casa pero en mi mente estaba grabada con fuego "ese oscuro objeto de deseo" como diría Buñuel. Mas noche me fui a jugar con mis amigos a las escondidas, y cuando me fui a esconder escogí esa casa en construcción para esconderme, estaba pegado a la pared cuando escuche la voz de Rogelio a mis espaldas, se había sacado de nuevo su verga y se acerco a mi, me volteo de cara a la pared y poniéndose atrás de mi hacia unos movimientos extraños en su cuerpo "te gusta" –me pregunto en voz baja- estaba tan sorprendido que no sabia que contestar…el tomo mi silencio como un si y siguió moviéndose, jalo mi short y mi trusa hacia abajo y el ya tenia su polla fuera de su pantalón de mezclilla, pude sentir cuando la acerco y me la restregó en mis nalgas, como pude me escape de su abrazo y me aleje de el, aun escuche a oírlo cuando me dijo que al día siguiente estaría el solo en su casa, que si quería ir a "jugar", ni siquiera voltee a verlo, estaba tan asustado, pero en el fondo sabia que me había gustado sentir su durísima verga en mis blancas nalguitas de púber. Esa noche no pude pegar los ojos nada mas de imaginar a Rogelio desnudo, creo que fue en ese preciso instante en que me di cuenta de la tremenda atracción que ese chico despertaba en mi, sabia que yo no era feo y además ya había besado a una compañera del salón, pero fue por la presión de todo el grupo de amigos, besar a esa niña para mi fue como besar la suela de mi zapato, pero ver los labios de Rogelio eran para mi un tormento, un leve bigote asomaba por encima de su labio, lo que le daba un aire tan masculino que con gusto lamería la saliva que el escupía al piso. Toda la mañana me la pase pensando en lo ocurrido el día de ayer, el corazón me quería estallar –si saben a lo que me refiero ¿verdad? Es un sentimiento tan fuerte que despierta lo prohibido- cuando el reloj marcaban las 11 de la mañana me fui a la calle buscando al causante de mis desvelos, camine unos metros y me vi frente a su casa, en ella solo habitaban Rogelio y sus padres ya que el era hijo único, no me decidía a tocar el timbre de su casa y sin embargo no me iba, en eso estaban mis pensamientos cuando el potente motor de una motocicleta a mis espaldas me hizo sobresaltarme, voltee mi rostro y vi que frente a la casa se detenía un señor vestido con un uniforme de transito, traía puestos unos lentes negros, un casco blanco con gris y un uniforme gris con el pantalón metido en las botas negras relucientes, vi que se dirigía hacia mi, no pude reaccionar y cuando me di cuenta ya estaba frente a mi…era enorme debía andar por los 2 metros de estatura y se veía muy fornido y un tono de piel moreno muy bonito.. ¿Buscas a Rogelio? - -si---le respondí muerto de miedo- Abrió la puerta y me dio el paso hacia la casa, no pude evitar pasar junto a el y mirar de reojo el enorme paquete que se le formaba en la abultada bragueta, vi que Rogelio venia bajando del segundo piso, vistiendo únicamente una pequeña trusa blanca –que aquí entre nosotros son mi debilidad, si saben cuales son verdad, las que tienen una abertura al frente, se me hace tan erótico extraer una buena polla por esa abertura- ¿Qué paso papa? Nada hijo que se me ha olvidado un papel importante y tuve que venir por el ¿Quién es tu amiguito? --Se llama Mario, y vamos a jugar un rato a la pelota-- -"Bueno me voy, hasta mas noche y si sales le pones llave a la casa, no dejes abierto el barandal y….bueno ya sabes te portas bien" antes de irse el señor me obsequio una de las sonrisas mas bellas que he visto, lo blanco de sus dientes resaltaban en un atractivo rostro masculino y el bigote negro le daba un aire maduro enloquecedor. Al dar la vuelta para marcharse el padre de Rogelio pude admirar sus amplias espaldas y lo estrecho de su cintura y su magnifico trasero, que al igual que Rogelio, estaba redondo y levantado muy coqueto, Rogelio se dio cuenta de mi observación y me pregunto de repente "te gusta, mi padre" ¡No como crees! -le respondí riendo- ¿Y yo, te gusto? Sin darme tiempo de responderle, ya estaba sobre mi besándome en la boca, cerré los ojos de los nervios y sentí su cuerpo húmedo como si acabara de salir de la ducha y despedía un rico aroma a colonia de caballero, pude sentir como su bulto empezó a endurecerse frente a mi cuerpo y pude sentir una mano en mi trasero apretando mis nalgas, por fin reaccione y recorrí con mis manos su espalda y sus hombros duros y tibios, acaricie su cabello aspirando el aroma a shampoo recién aplicado, sin esperarlo de pronto metió el lóbulo de mi oreja en su boca y casi me desmayo de la sensación tan rica que sentí, un escalofrió me puso la piel de gallina, el se dio cuenta y fue lamiendo mi cuello, de pronto la cordura me hizo separarme de su hermoso cuerpo juvenil… ¡No, esto no es bueno! –le respondí casi llorando pero súper excitado… ¿Por qué no esta bien?, se muy bien que te gusto, crees que no me doy cuenta la manera en que te me quedas viendo…el bulto. ¡Pero tú tienes novia! –lo sabia porque era una chica de su mismo colegio- -Pero si tu no le cuentas nadie se lo va ha decir- Vi que se quito la trusa quedando completamente desnudo ante mis azorados ojos que no le quitaban la vista a su miembro que estaba apuntando al techo de lo duro que estaba, mientras sus huevos resaltaban entre una tupida mata de pelos negrísimos. Avanzo hacia mi y tomando mi mano la puso en su palpitante pedazo de carne, no era la primera polla que veía, pero nunca había tocado una, solo en revistas de adultos e Internet había visto esas vergas descomunales que eran engullidas por otras bocas, vaginas o culos y yo me había masturbado viendo esos nabos, coloco una mano en mi hombro y lentamente me fue bajando hasta quedar de rodillas frente a su polla morena…. ¡chupamela! Tenia la boca seca y la cabeza me parecía estallar, mas no hice intento alguno por ponerme de pie, acerque mi rostro a su verga y aspire el aroma que salía de su interior, el tomo su miembro con una mano y tomando mi cabeza con la otra la puso en mis labios, tímidamente saque mi lengua para probarla y un sabor saladito me hizo quitarle su mano y puse la mía tomándola por el tronco venoso acerque mi boca para darle mas lamidas lo que provoco que un leve quejido escapara del pecho agitado de Rogelio. ¡Métela en tu boca! No espere mas y abriendo mi boca virgen absorbí la cabeza rodeándola con la lengua y haciendo una leve succión absorbí unas gotas cristalinas que brotaban de su caliente interior, ¡no lo podía creer le estaba mamando la verga a un hombre! Y ese hombre era Rogelio, si lo hubiera podido grabar, ese primer contacto con otro de mi mismo sexo pero la memoria es tan fuerte que aun a la distancia del tiempo y lugar les podría asegurar que aun les puedo describir lo rugoso de su piel y el sabor de su pene, sin darme cuenta había tomado una velocidad que me permitía introducir la mitad de su verga y mamarla como si por mi boca ya hubieran pasado mil vergas distintas, pero el instinto animal que todos tenemos dentro me empujaba a abrir lo mas posible la boca y succionar, mamar y lamer como si mi vida dependiera de ello, no se cuanto tiempo se la estuve chupando pero los fuertes gemidos de Rogelio me avisaban que el fin estaba próximo "que rico la chupas mi pequeña mariquita" su comentario lejos de molestarme me excito y me despegue de mi mamila para masturbarlo suavemente cuando de repente un potente chorro de semen salio disparado con tanta presión que casi podría jurar que llego a metro y medio de distancia, el me tomo del cabello y me la volvió a meter en la boca para recibir lo que faltaba de la descarga seminal, nunca había probado el semen, ni siquiera el mío, y yo se que muchos hombres ya han probado su propio semen, no nos hagamos locos, pero el semen ajeno es mas rico y casi podría decir que mas excitante, bueno eso es lo que pienso, mi boca estaba inundada de leche masculina y tenia una temperatura agradable, fui tragando poco a poco el semen que se deposito en mi boca y era como atole con un ligero sabor a nuez y vainilla, bueno eso es lo que recuerdo, están en su derecho de no creerme, cuando levante la vista vi que Rogelio estaba como ausente y su pecho se agitaba como si hubiera corrido un maratón, no despegue mi vista de su rostro hasta que abrió los ojos y con una de sus devastadoras sonrisas me felicito por la excelente mamada que le di… ¿Ya se la habías mamado a alguien? Claro que no, nunca –le respondí medio molesto- Pues estuvo de película, la verdad, tienes una boca bien rica…. Halagado por sus palabras me volví a meter su verga que ya había cambiado de tamaño y dadas sus proporciones me entraba completa en mi boca, estaba tan suavecita y aun tenia restos de semen en su punta, la fui chupando hasta que el me la quito pues me dijo que le hacia daño, ya saben que después de eyacular, el glande queda muy sensible, se puso su trusa de nuevo y fue a la cocina, me trajo un vaso con soda, lo cual acepte gustoso, mientras tomaba la soda me di vuelo admirando su cuerpo semidesnudo, el se dio cuenta y con cierto orgullo se enderezo frente a mi luciendo su naciente musculatura… ¿Te molesta si te acaricio? -preguntarle a un hombre si le molesta que lo acaricie, es como una llave que abre la puerta a un momento de gran erotismo para mi- - - No - -- Avance hacia el y depositando la soda en la mesa de centro toque sus hombros, su cuello, su pecho fuerte y lo abrase para sentir el latido de su corazón, deslizando mis manos hacia atrás toque su espalda y su duro trasero, acción que no le agrado pues tomando mis manos las llevo al frente y me las puso de nuevo en su bulto, no habían pasado ni 15 minutos y ya la sentía endurecerse de nuevo, bendita juventud. ¡Se te esta poniendo dura de nuevo! Así es nene, ¿quieres que te la meta? Ya se la había mamado un buen rato y ya era hora de regresar a mi casa pues de seguro la comida del mediodía ya estaría en la mesa, así que mejor me despedí de Rogelio y le dije que después me gustaría hacer eso con el, me volvió a abrazar y sentí de nuevo ese bulto tan duro en mi cuerpo, pero no podía quedarme pues mi hermano me andaría buscando y no seria bueno que me encontrara a solas con su amigo, me despedí y al dirigirme a la puerta me comento que estaría solo toda la tarde, que si quería fuera mas tarde y tocándose la verga me dijo: "aquí te estará esperando para metértela por ese rico culo que tienes". El rostro se me puso rojo al imaginar ese rico nabo en mis nalguitas de adolescente, llegue a mi casa y en efecto ya estaban comiendo, mis padres habían hecho planes para ese día sábado ir los cuatro a un centro comercial y pasear un rato, puse como excusa ir con otro amigo al campo de fútbol y me dejaron quedarme con mi amigo, apenas se fueron y me fui a dar un baño, quería estar bien limpio para lo que pasara, aunque de antemano sabia lo que pasaría, cerca de las 3 de la tarde me fui a casa de mi verga, digo de Rogelio, apenas iba llegando a su casa cuando vi estacionada la moto de su padre, casi lloro de la decepción que sentí, pero pensé que tal vez se le había olvidado algo como hace rato, además el hecho de ver de nuevo a su padre me dio gusto darme un taco de ojo, llegue a la puerta y toque el timbre, Rogelio me pidió que pasara, Contrario a lo que pensé, vi. que el padre de Rogelio estaba como recién bañado y únicamente portaba una toalla en la cintura y estaba sentado frente a la televisión, entre a la sala y se levanto a saludarme, pude apreciar su bien formado cuerpo de hombre cuarentón, era igual de moreno que Rogelio e inclusive mas guapo, tenia un cuerpo bien cuidado y por el bulto que se levantaba en la toalla me imagine que estaría mas dotado que su hijo, "pasa en un rato baja Rogelio, esta cambiándose en su cuarto, si quieres sentarte" me señalo un asiento frente a el y me senté algo nervioso, apenas me senté en el sillón y me di cuenta que bajo la toalla el señor no traía nada puesto y un grueso pene en reposo descansaba a un lado de unos gordos testículos, trague saliva ante aquella estremecedora visión y cuando levante la vista pude notar una leve sonrisa en su rostro moreno y unos hoyuelos se le formaron en las mejillas haciéndolo parecer irresistible, dirigí mi mirada hacia otro lado súper turbado y mis piernas me temblaban ridículamente, pose mi vista en un cuadro…después en el piso y sin darme cuenta ya estaba de nuevo viendo la entrepierna del "padre de mi amigo" note que se había recargado en el respaldo y estirado sus fornidas piernas…el bulto crecía mas y mas ….y…..mas, me lamí los labios sintiendo que mi pecho estaba como caballo desbocado…¡OH dios mió! era como un sueño, aquel hombre moreno cubierto con una toalla blanquísima resaltando lo moreno de su cuerpo… ¿No tienes calor? –Me pregunto con una voz tan masculina, tan ronca- Casi me corro de solo escuchar esa voz, ni siquiera conteste de lo aturdido que me sentía, con un lento movimiento se desprendió de la toalla, liberando esa tranca que ya tenia un grosor considerable, casi del grueso que mi antebrazo…yo era un niño, es verdad pero no tonto y claramente se notaba que el señor quería algo conmigo….y no iba a desperdiciar ese momento irrepetible, así que descaradamente fije mi vista en su ya erecta verga y de un salto me senté a su lado mientras el se acariciaba el tronco con el puño cerrado dándole un suave masaje, retire su mano y poniéndome de rodillas en el piso me coloque frente a el quien había abierto las piernas para hacerme lugar a sus pies me enfoque en su verga y la tome con ambas manos…era tan gruesa y con forma de plátano por lo curvo que estaba, su cabeza apuntaba hacia su ombligo y despedía un fuerte aroma a hombre que me provoco una erección en mis pantalones cortos, vi como puso sus manos a un lado de sus piernas en un relax total esperando mis acciones bucales, acerque la cabeza de la verga a mi rostro pues estaba tan dura que su naturaleza la empujaba hacia el abdomen del señor, la sujete fuertemente y sin lamerla siquiera la metí en mi boca, bueno lo que me entraba, escuche un sonido en mi quijada como un tronido bajo mis orejas por la acción expansiva de engullir ese trozo de carne, empecé a chupar y chupar…….y chupar, era mi segunda verga en el día, pero me vi el resto de mi vida con un nabo en mi boca y aspirando profundamente me "resigne a mi destino", es increíble tener una verga en la boca, saber que en uno esta el placer de la otra persona te da un poder que no cambias por nada, escuchar esos gemidos romper el silencio y saber que tu los provocas….personalmente no me gusta que me pongan las manos en mi cabeza y que me follen la boca, ¡no señor! Yo se cuando, como y cuanto me entra por la boca. Perdí la noción del tiempo con ese delicioso nabo en mi boca que cuando me di cuenta sentí que alguien me tomaba de las caderas y hacia movimientos como si me estuvieran follando, pero yo tenia mi ropa puesta, me desprendí de mi golosina y vi que era Rogelio quien completamente desnudo me estaba bajando mi short, no opuse resistencia y colocando su verga en mi virginal ano y sin dilatarme ni lubricarme empujo la punta de su nabo que entro con resistencia pero firme hasta la mitad, apreté los dientes para no gritar pues no era muy placentero que digamos, se introdujo hasta la mitad y empezó a follarme suavemente….una manos enormes tomaron mi rostro y para cuando me di cuenta la lengua del padre de mi amigo ya la tenia dentro de mi garganta probando el sabor de su propia polla, se pueden imaginar un adolescente siendo follado por el padre y el hijo con una verga adulta entre mis manos y recibiendo un profundo beso de lengua mientras mi ano era estrenado por una verga juvenil… Rogelio exploto en mi apretado ano arrancándole un violento gemido casi animal, saco su verga escurriendo semen y se sentó a un lado de su padre quien me volvió a meter la verga en la boca, ya sin la presión de estar siendo follado me dedique a succionar la verga que se me ofrecía sin resistencia, el semen que se había depositado en mi ano escurría por mis muslos. ¿Quieres que te la meta? –me pregunto el padre de Rogelio Si la verga de Rogelio me había dolido, imagínense la verga del padre que era casi el doble de gruesa y mas larga, el señor vio mi indecisión se levanto y fue a la cocina tomando una barra de mantequilla me comento que lo iba a usar como lubricante, me introdujo dos dedos con mantequilla y el se puso mantequilla en ambas manos, las froto y formo una sustancia transparente muy brillosa y se la froto en el tronco y la cabeza de su polla, me levanto y me acostó sobre el brazo del sillón quedando mi ano totalmente expuesto a sus ansias de follarme, Rogelio no participaba y únicamente se limitaba a observar como su padre colocaba su endurecida verga en mi culo, sentí que me abrían las nalgas y pude sentir como era de nuevo penetrado por otra verga mas grande, tome un cojín y lo mordí fuertemente…..era tan gruesa que las lagrimas empezaron a escurrir por mi rostro. -No te preocupes, solo te voy a meter la mitad, no la aguantarías toda- Huuufff, que alivio, pensé- El señor puso una mano rodeando el tronco de su verga para no metérmela totalmente y metiendo y sacando su verga con su mano hacia una acción de masturbarse el mismo, pues era imposible que tamaña verga se introdujera en mi frágil anatomía, esa consideración de su parte me dio una satisfacción tan grande que el dolor se fue tan pronto como había llegado y ahora era yo el que se lo estaba pidiendo, quería mas verga, mas verga en mi puto culo, entendiendo mi mensaje me tomo de nuevo de las caderas y de un violento empujón me introdujo por completo su aparato hasta sentir sus huevos golpeando mis nalgas, era tan rico que con gusto me hubiera quedado así para siempre, sentirme follado por ese hombre tan atractivo, tan varonil, sus fuertes manos provocaban un placentero calor en mi piel, mire hacia atrás y su expresión era de placer total, se recargo en mi cuerpo y el contacto de su fornido pecho en mi espalda era una sensación que no tengo palabras para describirlo, me imagine como una pequeña perra siendo follada por un gran perro pastor alemán, su respiración en mi nuca, esa agitación tan propia de un hombre al estar metiendo y sacando su erecta verga me hacia cerrar los ojos extasiado, la velocidad con la que me empezó a follar solo significaba una cosa: ya iba a eyacular. Me vi bien marica al decirle que me los aventara en la boca, pero quería, necesitaba probar su semen, saco su verga de mi adormecido culo y la limpio con su toalla, retirando restos de excremento que habían quedado adheridos a su verga, se empezó a masturbar frenéticamente y acercando la punta de su manguera descargo enormes chorros de leche masculina en mi boca sedienta, debo aclarar que no fue tanta como la de su hijo pero si mas caliente y mas espesota casi parecía pegamento blanco, la fui saboreando y tragando como si fuera ya todo un experto en deslechar trancas, golosamente saque la lengua y le di una lamida tomando la gota de semen que había quedado en sus dedos. ¡Tenía razón mi hijo, eres toda una mamadora! El ver tanta acción ya había endurecido de nuevo la verga de Rogelio y no me quedo más remedio que engullir de nuevo esa verga y aunque tenía las quijadas adoloridas de tanto mamar, el tamaño mas chico de esta verga me hizo disfrutar mas la mamada que le propinaba. El señor se fue al baño y claramente escuche que se daba un regaderazo Ya había sacado la leche de su hijo, cuando lo vi aparecer con su uniforme de transito, se veía tan deseable con su abultada bragueta que poniéndome de nuevo de rodillas le baje el cierre de la bragueta y haciendo a un lado su trusa extraje su verga que olía a jabón de baño, así en reposo se veía tan indefensa nada que ver con el animal en que se había convertido hace unos minutos, la tome con mis labios y le di unos sorbos al agua que aun tenia en el prepucio –piel que recubre el glande, para los ignorantes de la bella anatomía masculina- el tomo mi cabeza y jugueteo con mi cabello divertido. ¡Mira nada mas con la nena, eres una verdadera golosa! -Perdóname por no darte mas verga, pero tengo que regresar al trabajo Tomo su verga y la depósito de nuevo dentro de su uniforme, con gusto me hubiera metido en su ropa interior. Tomo sus lentes y su casco y dándome una nalgada se despidió de mí. ¡Mañana domingo mi esposa va a ir al salón de belleza, si quieres venir a "platicar"! Mire a Rogelio quien con una hermosa sonrisa me pido que no faltara. Claro que no faltaría, si Rogelio me gustaba 100 veces el padre me gustaba Mil veces mas…. Este relato es un pequeño homenaje a una persona muy… muy especial que se porto de una manera divina con su servidor…..y a esas cejas en cuyo arco se detiene el tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Oso (sexualidad)


La comunidad de osos es una subcultura dentro de la comunidad gay. Se considera osos a los hombres gays de cuerpo fornido y con vello facial y corporal. Los osos exhiben una actitud masculina, rehuyendo generalmente del estereotipo de homosexual afeminado.





Hay mucho debate en la definición de lo que es un oso. Algunos piensan que simplemente con identificarse con los osos se es uno de ellos, otros argumentan que se debe tener alguna de las características físicas como un cuerpo grande, vello facial o corporal.

Los osos cuentan con sus propios lugares de ocio y se organizan numerosos eventos orientados a esta comunidad gay, en los que pueden entablar relaciones sociales con otros osos, con cachorros y chasers.












BEAR HISTORY / HISTORIA OSUNA

El fenómeno social de los osos surge a finales de los años ochenta, dentro de la comunidad gay de San Francisco (California, EE.UU.).



Se trata de un movimiento alternativo nacido como respuesta al prototipo de belleza masculina imperante en la sociedad, consistente en dar gran importancia al cuerpo joven, esbelto y depilado o sin vello, y que es ensalzado en la publicidad y los medios de comunicación de masas.Sin embargo muchas personas no se identifican con ese estereotipo, sino con atributos muy diferentes: la barba, el cuerpo velludo, la madurez, la corpulencia, o la barriga pueden ser también objeto de deseo.





De esta manera, los osos han ido saliendo de sus cuevas poco a poco para mostrarse orgullosamente, encontrando rendijas que van más allá de la publicidad o la moda.La primera publicación que se dedicó a difundir el mundo de los osos fue Bear Magazine, a partir de un grupo de personas que se reunían en el Lone Star, un bar de moteros de San Francisco.




Lo que en principio era un pequeño movimiento de la subcultura gay de esta ciudad se fue extendiendo con el boca a boca a otras regiones, así como con los boletines y tablones de anuncios por Internet. Se produjo poco a poco una importante transformación en los circuitos gays, un cambio para muchas personas en la manera de mirar a los demás y de mirarse a sí mismos.
El modelo de belleza masculino estandarizado dentro de la comunidad gay generaba una especie de exclusión,



si no real, al menos sí virtual, de modo que los gays gordos, velludos o maduros se les hacía sentir poco atractivos, con pocas posibilidades de relacionarse afectivamente o de tener éxito sexual.

Con la aparición de este movimiento se valora esos cuerpos, que gustaban a bastantes anteriormente pero que parecía tabú reconocerlo. Los osos y afines tienen ahora un referente cultural que les ha servido para crear lazos sociales y de afecto, para sentirse atractivos y deseados, y también para contribuir a romper el falso estereotipo que contempla a los gays como personas afeminadas o fascinadas por el efebo adolescente.

TERMINOLOGÍA OSUNA

Para aclarar el concepto de lo que es ser "Oso", vamos a transcribir algunos conceptos que nos parecen bastante descriptivos de lo que es ser un Oso: Esta pregunta la hacen frecuentemente personas que buscando información sobre los "Gold Coast bears". Sería facil dar una respuesta rápida basada en las características físicas únicamente, y decir "un oso es cualquier tipo grande y peludo." Pero sería una simplificación que no se sostiene haciendo un análisis preciso. Aún en la naturaleza, no todos los osos son grandes, y no todos los animales grandes y peludos son osos. Conozco hombres que son delgados y con rostro relativamenteterso al igual que su cuerpo, que no obtante personifican el alma de un oso y a quienes estoy orgulloso de considerar osos hermanos. Ser oso, entonces, depende más de las características internas que de las externas. La escencia de la "ursinidad" está en el corazón, la mente y el alma, no en el cuerpo. Un gran corazón es esencial. Un cuerpo grande y peludo, no. A continuación, detalles de distíntos tipos de osos, Daddies, Chubbies, Chasers, etc...

Oso

(en inglés Bear): un hombre con barba y generalmente con vello en el cuerpo y de complexión fuerte o gruesa. Generalmente de apariencia madura.

Cachorro (en inglés Cub): un hombre joven con apariencia y de complexión de oso.

Oso Polar


(en inglés Polar Bear): un hombre maduro con apariencia de oso pero muy canoso, con barba y cabellos practicamente blancos.

Cazador (en inglés, Chaser lit. Perseguidor): alguien que siente atracción por los osos y que no corresponde al estereotipo físico de oso ni de cachorro.


Chub o Chubby (en español, literalmente Gordito o Regordete):


hombre obeso, generalmente sin vello corporal.












Oso del músculo :



en español, Oso Musculoso. Hombre musculado que luce una buena contextura corporal. trabajan su cuerpo, para tener una masa muscular importante sin llegar a perder la forma o la actitud osuna.


Papá Oso


(en inglés Daddy Bear): es un hombre grande y mayor que siente atracción por los hombres jóvenes (cachorros).


Lobo



es un hombre de complexión normal y velludo.




Nutria: es un hombre pequeño o delgado y velludo. Quedada: encuentro organizado de osos.

Leather Bear


(oso de cuero): oso que además gusta de vestir cuero negro, como marcan los cánones del fetichismo del cuero.